jueves, 20 de diciembre de 2007

CABALLOS DE COLORES X...





En la grupa de un colorido corcel viajaremos, amada mía, al país de los sueños y allí reconstruiremos todo aquello que un día dejamos de lado por caer en la formalidad del diario vivir…

Desde los confines del mundo cabalgaremos hasta encontrar la felicidad, aunque esta suele ser esquiva, y en nuestro cabalgar recorreremos todos esos lugares en que nunca estuvimos, pero que soñábamos a diario… Tendremos la precaución permanente de cuidarnos del concepto, porque la felicidad es mucho más que nueve letras…

Para cuando tenga un sueño que traspase las fronteras de la imaginación, cabalgaré en un corcel en el que las líneas del espacio infinito quedarán reflejadas en sus ancas y en tu mente, mujer del espacio (a veces inalcanzable como un cometa y otras tan cercana como el atardecer de Lenca)…

Lleno de colores cabalgaré sobre los atardeceres grises de una ciudad perdida en los recodos de la mente y visible desde las volutas de humo, emanadas desde los cigarrillos de mi soledad, la que cada un dos por tres aparece a emparejar el tedio del calor de ciertas noches de este verano…

Mi cabalgadura será digna de un desfile de payasos, donde lo que menos importa es la procesión que camina por dentro…

Para cuando llegue al ocaso del camino, sólo podré escapar de la realidad en una cabalgadura llena de colores…

Para cuando la memoria se vuelva frágil, en un corcel volverán los recuerdos que ya creía perdidos…

Ya están cerca los días finales y los del comienzo de otra aventura; corren las horas en la persecución del día que está por venir y los segundos se atropellan en la carrera…

Cada cierto tiempo toco fondo y trato de impulsarme con los pies para levantar de nuevo el vuelo…

Hoy es un día nuevo, como cada día de estos días, con los vuelos interminables y las cabalgatas infinitas que nos llevan a buscar la nueva aurora…

Mañana tendré que comenzar a vivir cada segundo de cada hora, con el mismo ímpetu del momento en que en realidad comencé a vivir…

La profundidad del pozo atrae como un imán y los seres humanos suelen acostumbrarse a la oscuridad…

Entonces la luminosidad de los colores suele provocar dolor de cabeza…

Como un rayo subo a las nubes y me desperdigo por el universo, como un fantasma que recorre el mundo…

Cuando vuelvo a poner pie en tierra firme, lo hago bajando disfrazado de lluvia…

Esta escultura, autoría de Pilar Contardo y auspiciada por Consorcio América, al igual que las entregas anteriores relacionadas con el tema, también es parte de la muestra “Caballos de Colores”, que se encuentra expuesta en la calle Apoquindo de la comuna de Las Condes, en Santiago de Chile…

El texto es el resumen de los textos publicados en cada una de las entregas relacionadas con el tema…

Caballos de Colores es un evento artístico que invita a las empresas a colaborar con los ancianos pobres y desvalidos de Fundación Las Rosas.

Este proyecto fue elaborado en conjunto con la Municipalidad de Las Condes y se llevó a cabo por primera vez el año 2005. Consiste en 50 réplicas del caballo chileno de tamaño natural exhibidas en las principales calles de la comuna de Las Condes (Isidora Goyenechea y Av. Apoquindo), recibiendo la visita de más de un millón de personas y despertando el interés de varios medios de comunicación.

Fundación Las Rosas invita a las empresas a participar elaborando un ingenioso diseño para su caballo.

Para literatura y otras cosas visita los sitios EL BUCANERO FANTASMA y VIENTO DEL SUR

FOTOGRAFÍA N° 0238

NOTA: Para acceder a la fotografía en su formato original, sólo debes pinchar sobre la misma...

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

ecoestadistica.com