jueves, 29 de noviembre de 2007

FRONTIS DEL MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES…




El Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile se fundó el 18 de septiembre de 1880, su nombre original fue Museo Nacional de Pinturas. Su primer Director fue el pintor Juan Mochi.

En 1887 el gobierno adquirió el edificio conocido como el Partenón, que había construido la Unión Artística en la Quinta Normal de Agricultura, con la finalidad de realizar exposiciones anuales de arte. El Museo Nacional de Pinturas se trasladó a ese lugar y pasó a llamarse Museo de Bellas Artes.

En el año 1901, el gobierno llamó a Concurso de Arquitectura, para realizar el proyecto de construcción del Museo y Escuela de Bellas Artes. El proyecto seleccionado fue del arquitecto chileno Emilio Jéquier, quien llevó a feliz término la ejecución del edificio ubicado junto a las riberas del río Mapocho. Los jardines que lo rodean dieron origen al Parque Forestal, obra del arquitecto paisajista Jorge Enrique Dubois, quien se había titulado en la Escuela de Jardinería de Versalles, en Francia.

Finalizada la construcción del Palacio de Bellas Artes, el museo y escuela fueron inaugurados oficialmente con una gran Exposición Internacional, el 21 de Septiembre de 1910, acto inserto en las fiestas del Centenario de nuestra Independencia.

Edificio Palacio Bellas Artes

El Palacio de Bellas Artes, es de estilo neoclásico, fuertemente reforzado con detalles de Art Nouveau y toques estructurales de arquitectura en metal. Jéquier tomó el recorrido interno y la fachada principal del Petit Palais de París. La cúpula de vidrio que corona el Hall central del Museo fue diseñada y construída en Bélgica, adquirida a la Compañía Centrale de Construction de Haine, Saint Pierre, y traída a Chile el año 1907. El peso aproximado de la armadura del Museo es de 115.000 kilos y los vidrios en la cúpula suman 2.400.

Arquitectónicamente, la planta del museo presenta un eje central marcado por la puerta de entrada y la escalinata del gran hall que conduce a toda la planta superior. En el Hall central, sobre el balcón poniente del segundo piso, se ubica un altorrelieve que representa a dos ángeles que sostienen un escudo. Los ángeles están en la semibóveda ubicada sobre las cabezas de las dos imponentes Cariátides que surgen desde dicho balcón, fueron realizadas por Antonio Coll y Pi.

El altorrelieve del frontón del Museo representa una Alegoría a las Bellas Artes, y fue ejecutado por el escultor chileno Guillermo Córdova previo concurso donde participó también un proyecto de Antonio Coll y Pi, el tema fue propuesto por Emilio Jecquier y debía ser realizado en piedra blanca o vaciado de cemento.

En el friso exterior forman parte de la decoración del edificio del Museo, medallones de mosaico cerámico que representan a numerosos arquitectos, escultores y pintores del arte universal, tales como: Tiaiae IV sec. Ant. J.C., Bramante 1444-1514, Violet Le Duc 1814-1879, Rembrandt 1606-1669, entre un total de 22.

El edificio, a través de su historia, ha sufrido varias modificaciones que han afectado su arquitectura. La primera fue en el costado Norte del Museo en 1938, cuando se construyó un anfiteatro griego, dedicado en sus comienzos a teatro para niños, con graderías descubiertas con una capacidad para 200 personas, obra del arquitecto Eduardo Secchi. En 1979, el anfiteatro griego fue remodelado con aportes de la Municipalidad de Santiago y a partir del año 2003, se han realizado allí actividades permanentes de teatro, música y danza.

Durante la dirección de Nemesio Antúnez entre 1970 y 1971 se construyó la Sala Matta ubicada en la planta subsuelo, bajo el Hall Central y cuya superficie abarca 600 metros cuadrados y 100 metros lineales para exhibiciones.

En 1988 y 1989 se acondicionó el espacio para cumplir con las exigencias museográficas internacionales. También en la década de los ochenta se reacondicionó el Salón José Miguel Blanco, destinado hasta la actualidad para conferencias, conciertos y obras de teatro. El 30 de diciembre de 1976, el edificio del Museo Nacional de Bellas Artes fue declarado Monumento Nacional.

En 1980, año del centenario de la fundación del Museo, se remodeló la plazoleta de acceso al Museo y se reinstala la escultura de Rebeca Matte, "Unidos en la Gloria y en la Muerte", que se había enviado al Museo Aeronáutico.

En el año 1996, se creó la Sala de Animación dedicada a los niños, cuyo carácter lúdico la hace especialmente acogedora para el mundo infantil.

Para literatura y otras cosas visita los sitios EL BUCANERO FANTASMA y VIENTO DEL SUR

FOTOGRAFÍA N° 0221


NOTA: Para acceder a la fotografía en su formato original, sólo debes pinchar sobre la misma…

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger Fulvio Hurtado A. ha dicho...

Excelente, felicitaciones!!!

20 de julio de 2009, 1:46  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

ecoestadistica.com